Causas de la visión borrosa

La visión borrosa es un síntoma ocular muy frecuente, que la mayoría de nosotros hemos sufrido alguna vez por algún motivo. Descubre en este post cuáles son las causas de la visión borrosa.

¿Qué es la visión borrosa?

La visión borrosa es la pérdida de la agudeza visual, lo cual produce que los objetos aparezcan fuera de foco y se vean con opacidad. Las imágenes que se perciben pierden nitidez y no se pueden distinguir correctamente las formas y los contornos de los diferentes objetos. Puede afectar, tanto a uno como a ambos ojos.

Por otra parte, la visión borrosa se puede manifestar de forma general en todo momento; de manera particular a una determinada distancia; o solo en situaciones concretas.

No se trata de un problema o una enfermedad de la vista, sino que es un síntoma de afección específica que puede indicar un problema ocular grave.

Por tanto, para solucionar la visión borrosa, el oftalmólogo deberá identificar la causa y aplicar el tratamiento más adecuado para corregirla. Por este motivo, ante la aparición de este síntoma, lo aconsejable es acudir a una revisión oftalmológica cuanto antes para realizar un examen ocular completo.

Causas de la visión borrosa

Aunque en la mayoría de las ocasiones la visión borrosa no está provocada por enfermedades graves, existen muchas causas que podrían estar detrás de una visión borrosa: defectos refractivos, presbicia, trastornos neurológicos, otras enfermedades oculares, etc.

Defectos refractivos

Los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) son la causa más común de visión borrosa. Puede ser debido a que estos problemas de refracción no estén corregidos o  que estén mal corregidos. En todo caso, producen una mala visión debido a un mal enfoque visual.

  • La miopía provoca una mala visión lejana. Puede aparecer sola o junto al astigmatismo.
  • La visión borrosa en todas las distancias es un síntoma de
  • La hipermetropía, generalmente se manifiesta con una visión borrosa de cerca, aunque, a partir de cierta edad, también se ven mal los objetos lejanos.

Por otro lado, cada persona tiene un nivel de agudeza visual diferente, lo que también podría afectar a la calidad de nitidez en la visión.

Presbicia

La presbicia, comúnmente conocida como vista cansada, es la pérdida de la capacidad para enfocar objetos cercanos. Es decir, sus síntomas son los mismos que aquellos causados por la hipermetropía.

Es una condición de la visión que ocurre a medida que se envejece. Por tanto, es normal que a partir de los 40 años, comiencen a aparecen problemas para ver correctamente las letras pequeñas.

Es habitual tener miopía, hipermetropía o astigmatismo, junto a la presbicia. También puede darse el caso de una persona que nunca haya tenido problemas de visión y tenga presbicia.

Glaucoma

El glaucoma, también conocida como la “ceguera silenciosa”, es una patología crónica neurodegenerativa del nervio óptico.

La visión borrosa o visión en túnel puede ser indicativo de esta enfermedad.

La detección precoz es de vital importancia en el glaucoma, pudiendo reducir casi al completo los casos de ceguera.

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)

Es una enfermedad que se produce cuando un proceso degenerativo afecta la mácula, la zona central de la retina y responsable de la agudeza visual.

Una pérdida gradual de la visión y visión borrosa, incluidas las distorsiones, pueden ser síntomas de degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una de las principales causas de ceguera entre las personas adultas mayores de 50 años.

Retinopatía diabética

En esta patología, la falta de riego sanguíneo se inicia en la zona periférica de la retina y, por eso, el paciente ve bien y no percibe nada extraño. Solo cuando está en una fase muy avanzada y la isquemia (falta de riego) afecta a la zona central, existe pérdida de visión que puede ir acompañada de otros síntomas, como por ejemplo, visión borrosa.

Cataratas

Las cataratas consisten en la opacificación total o parcial del cristalino, una de las dos lentes que tenemos en el ojo.

La persona que las padece pierde visión de forma lenta y progresiva, tanto de lejos como de cerca, acompañada de una sensación de visión borrosa o visión opaca, de halos en torno a las luces y molestias cuando hay una luminosidad elevada.

La única solución es la cirugía de cataratas para sustituir el cristalino por una lente artificial intraocular y restaurar la visión perdida.

Cuerpos flotantes o moscas volantes

La visión puede ser borrosa debido a cuerpos flotantes que están a la deriva en el campo de visión.

Si aparecen cuerpos flotantes negros, manchas o moscas volantes (miodesopsias) que aumentan de manera brusca o se quedan fijas en lugar de moverse, podría ser síntoma de un desprendimiento de retina. Otro de sus síntomas sería visión central borrosa, que aparece cuando se ve afectada la mácula

Migraña ocular

Una migraña ocular, también conocida como migraña oftálmica o migraña retiniana, es un tipo de cefalea ocular que generalmente se localiza en un lado de la cabeza o alrededor del ojo. Consiste en un desajuste transitorio de la visión que puede afectar a uno o a los dos ojos.

Cuando la migraña ocular se presenta sin dolor, puede aparecer de forma repentina y dar la sensación de ver un punto borroso, acompañado de luces que destellan y forman líneas en zigzag.

Ojo seco

El síndrome del ojo seco es originado por una mala lubricación del ojo, y puede afectar a los párpados, a la película lagrimal, a la conjuntiva y a la córnea, es decir, toda la superficie ocular puede llegar a verse afectada.

En algunos casos, la sequedad en los ojos puede ser la causa de la visión borrosa en un ojo o en ambos. Asimismo, puede ir acompañada de otros síntomas como sensibilidad a la luz, sensación de tener arena dentro del ojo, ardor, escozor, picazón o enrojecimiento de la zona ocular.

Infecciones oculares

Las infecciones oculares (conjuntivitis, queratitis, etc.) también pueden manifestarse con síntomas como la visión borrosa.

Fatiga visual

La enorme dependencia que tenemos de los dispositivos móviles y su uso en distancias cortas es el causante de la fatiga visual. Pasar más de dos horas seguidas al día delante de un ordenador o en entornos multipantalla incrementa los riesgos de sufrir este síndrome.

Entre los principales síntomas oculares de la fatiga visual se encuentra la visión borrosa transitoria, que desaparecerá por si sola cuando se deja descansar la vista.

Cirugía refractiva

Otra de las posibles situaciones en las que se suele experimentar visión borrosa es someterse a una operación en los ojos, con la técnica LASIK o con cualquier otro tipo de cirugía refractiva.

Lo habitual es que estos síntomas desaparezcan a medida que avanza el postoperatorio, hasta que la visión se estabilice por completo.

Uso excesivo de las lentillas

Llevar las lentes de contacto durante más tiempo del aconsejado puede producir que las proteínas y otros residuos de la película lagrimal se acumulen en las lentillas. Esto puede causar visión borrosa y aumentar el riesgo de infecciones en el ojo.

Otras causas de la visión borrosa

Deshidratación

La deshidratación podría ser una de las causas de la visión borrosa. Se trata de un problema que suele solucionarse en cuanto el paciente vuelva a hidratarse.

Factores ambientales

El exceso o la falta de luz, o la presencia de alérgenos o humo pueden dificultar la visión, que se puede volver borrosa.

Este síntoma desaparecerá eliminando el factor ambiental que lo produce.

Hipertensión arterial

La presión arterial elevada puede tener como síntoma la visión borrosa.

Fármacos

Algunas gotas para los ojos y medicamentos pueden causar irritación, ojo seco y visión borrosa.

Embarazo

Los cambios hormonales del embarazo pueden alterar la forma y el espesor de la córnea y causar visión borrosa. Por otra parte, el síndrome del ojo seco también es común en las embarazadas, lo cual también puede producir visión borrosa.

Si padeces visión borrosa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO