ictus daniel perera

¿Qué es un ictus?

El ictus es una enfermedad cardiovascular también conocida como embolia cerebral, trombosis o accidente cerebrovascular (ACV). Se produce cuando existe una disminución en el flujo sanguíneo del paciente, por tanto la sangre no llega a una determinada región del cerebro, lo cual provoca una isquemia cerebral.

Diversos factores de riesgo pueden predisponer a la aparición del ictus, como la herencia familiar, la edad, la presión sanguínea o el tabaco, entre otros.

El ictus es una enfermedad que suele ser más frecuente en personas con edades superiores a los 65 años, siendo la primera causa de mortalidad de mujeres y la segunda de hombres en España. Según datos de la Sociedad Española de Neurología, afecta cada año a unas 120.000 personas en España.

Efectos de un ictus en la visión

Las secuelas de un ictus dependerán de la parte del cerebro afectada, la gravedad del accidente cerebrovascular y el tiempo que ha pasado desde que se produjo hasta que fue tratado.

Un ictus no siempre daña la visión porque si la lesión se produce en cualquier otra zona diferente a la correspondiente al sistema visual que transporta la visión o a la que controla el movimiento de los ojos, se producirán otras alteraciones, pero que no provocará ninguna alteración visual. Sin embargo, en caso de sí afectar dichas zonas del cerebro los trastornos visuales más frecuentes podrían ser los siguientes:

-Hemianopsia: pérdida brusca de visión en una región del campo visual.

Hemianopsia

Hemianopsia – Centro Oftalmológico Daniel Perera

-Diplopía: visión doble.

Diplopía

Diplopía – Centro Oftalmológico Daniel Perera

-Pérdida del campo visual se puede producir en un ojo o en ambos.

-Visión borrosa.

-Sensibilidad a la luz.

-Ver imágenes movidas.

Es frecuente que las personas que hayan sufrido un ictus tengan problemas para mover sus ojos de forma coordinada, sobre todo en una dirección específica, lo cual puede afectar a su capacidad de caminar, leer y realizar otras actividades.

Tratamiento oftalmológico

Una solución temporal sería utilizar un parche sobre uno de los ojos para resolver el problema de la doble visión, alternándolo entre los dos ojos a lo largo del día.

Otro de los tratamientos son las lentes conocidas como prismas. Estas lentes especiales corrigen la doble visión ofreciendo una visión más normal.

También puede ayudar una visera para reducir el destello y aliviar de la sensibilidad a la luz.

Ante la presencia de los primeros síntomas de un ictus es fundamental acudir con rapidez a urgencias. El oftalmólogo examinará tus ojos y te ofrecerá alternativas para mejorar la visión mientras te recuperas. Con su valoración visual se minimizará el impacto del accidente cerebrovascular.

La campimetría automática es una prueba que estudia el campo visual, y permite ver si existen secuelas a este nivel tras un ictus.

Si tienes cualquier duda las consecuencias de un ictus, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO