Cómo saber si un nevus ocular es maligno

Las pequeñas pigmentaciones o lunares que aparecen en los ojos se conocen como nevus oculares. Son bastante frecuentes y suelen ser benignos, pero hay casos en los que son malignos. Te contamos más sobre el nevus ocular a continuación.

¿Qué es un nevus ocular?

El nevus ocular que sale en los ojos es muy parecido a los lunares o pecas que se forman en la piel. Esta mancha puede aparecer en la parte frontal del ojo, alrededor del iris o debajo de la retina y surgir a cualquier edad, aunque la mayoría de los nevus oculares se originan al nacer o antes de cumplir los veinte años.

Casi todos los casos son benignos y asintomáticos, pero al igual que sucede con los lunares de la piel, los nevus pueden cambiar de forma y tamaño, y convertirse en un melanoma, un tipo de cáncer muy agresivo que se disemina rápido por el ojo y por el resto del organismo.

Por este motivo, las personas con nevus en el ojo se deben realizar un seguimiento y control oftalmológico de forma periódica para detectar a tiempo cualquier cambio o transformación.

Causa de los nevus oculares

Un nevus ocular está formado por células llamadas melanocitos. Estas células producen melanina, el pigmento que da color al cabello, ojos y piel.

Generalmente, los melanocitos se distribuyen de forma uniforme por todo el tejido corporal, pero a veces, no lo hacen de esta manera y se agrupan dando lugar a un nevus.

Síntomas de un nevus en el ojo

Como hemos comentado, el nevus ocular no suele presentar síntomas, aunque en los casos más graves de melanoma se puede notar:

  • Cambio de color en el iris
  • Ojos rojos
  • Visión borrosa
  • Ojos saltones
  • Algún defecto en la conjuntiva o iris

Diagnóstico de un nevus ocular

Estos lunares en los ojos se pueden detectar fácilmente en un examen oftalmológico rutinario.

En caso de encontrar un nevus ocular se examinará cada seis meses. En cada revisión, el oftalmólogo realizará una fotografía del nevus para analizar su evolución a lo largo del tiempo. Lo normal es que se mantenga estable durante muchos años.

¿El nevus ocular necesita tratamiento?

El único caso en el que los lunares en el ojo necesitan tratamiento es cuando el oftalmólogo considera que podrían tratarse de un melanoma. En ese momento será necesario tratarlo de forma inmediata para prevenir su diseminación. Se puede hacer de dos formas:

  • Cirugía: cuando los nevus se transforman en melanoma ocular se debe proceder a su extirpación quirúrgica. Esta opción depende del tamaño y la zona donde esté ubicado el melanoma.
  • Radiación: si por la posición que ocupa el melanoma o por el tamaño que tiene no es posible o aconsejable la cirugía, se recurre a la radiación, tanto externa como con placa.

Prevención de un melanoma en el ojo

El melanoma ocular se puede prevenir evitando exposiciones prolongadas al sol o los baños UVA en cabinas de bronceado. Asimismo, se debe usar siempre gafas de sol homologadas para proteger los ojos.

Para cualquier pregunta sobre los nevus oculares, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO