Errores que debes evitar con las lentillas

Las lentes de contacto son una opción muy cómoda para aquellas personas con miopía, astigmatismo y otras afecciones oculares. Sin embargo, si no se utilizan de forma adecuada pueden producir irritación y molestias. Por eso, en este post te contamos algunos malos hábitos que debes olvidar para evitar daños oculares, tanto si hace tiempo que llevas lentillas como si tienes pensado comenzar a utilizarlas.

Errores más comunes al utilizar lentillas

Como bien sabes, la salud ocular es primordial y debemos cuidar nuestros ojos, así que toma nota de los errores que se cometen con mayor frecuencia a la hora de utilizar lentes de contacto.

No mantener unas buenas medidas de higiene

Antes de introducir la lentilla en el ojo debes lavarte las manos con jabón y enjuagarlas bien para deshacerte de la suciedad y los posibles restos de cremas y lociones. A continuación, sécalas con una toalla o paño que no suelte pelusa.

Por otra parte, también debes mantener en perfectas condiciones el estuche donde guardes las lentillas, lejos de agentes contaminantes que puedan llegar a depositarse accidentalmente en el líquido. Enjuágalo regularmente con agua y déjalo secar boca abajo. Asimismo, cámbialo al menos cinco veces al año.

Por último, antes de ponerte las lentillas puedes enjuagarlas con solución limpiadora.

Dormir con las lentillas

Otro error común es dormir con las lentillas puestas. Cuando cerramos los párpados, el ojo no recibe suficiente oxígeno y la córnea puede inflamarse y agrietarse. Esto puede dar lugar a irritaciones e infecciones.

Tampoco es aconsejable colocarse las lentillas los días en los que has dormido poco ni nada más levantarte, ya que el ojo necesita adaptarse a la luz.

Limpiar las lentillas con agua

Si estás fuera de casa y te surge algún con problema con las lentillas, pero no dispones de tu estuche con líquido, nunca les eches agua del grifo ni saliva, ya que contienen cientos de bacterias y te puede provocar una queratitis infecciosa.

En estos casos lo recomendable es llevar siempre encima un pequeño bote de solución limpiadora específica para tu tipo de lentillas.

Ponértelas después de maquillarte

Los productos de maquillaje como el rímel, el delineador de ojos y las sombras pueden dejar partículas al introducirlas en el ojo, sobre todo si te has maquillado cerca del lagrimal. Los correctores antiojeras son otros posibles agentes peligrosos.

Por eso, debes maquillarte cuando ya tengas puestas tus lentillas. De igual manera, desmaquíllate antes de quitártelas para evitar ensuciarlas.

Nadar con lentillas

En la medida de lo posible, evita usar lentes de contacto cuando te metas en la piscina o en el mar, ya que los ojos se vuelven más vulnerables a la contaminación de las bacterias dañinas presentes en el agua, como la Acanthamoeba.

En caso de que te sea incómodo nadar sin tener una buena visión, utiliza lentillas desechables de un solo uso o cómprate unas gafas de natación con graduación.

Frotarse los ojos

No conviene frotarse los ojos, ya que, si se ha introducido algo de suciedad en la lente, se podría producir una herida o úlcera en el ojo.

Por otra parte, las lentillas nunca deberían causarte incomodidad. Si sientes picores, irritación, ves borroso, quítatelas y enjuágalas con la solución limpiadora.

Utilizar las lentillas de forma abusiva

El tiempo máximo recomendado para llevar puestas las lentillas es de 12 horas diarias. De lo contrario, aumenta el riesgo de sequedad ocular y queratitis.

Por ello, se aconseja quitarlas al llegar a casa, aunque sea sólo por un rato antes de volver a salir. De esta forma, el ojo se oxigena y tolera mejor las lentillas.

Usar lentillas caducadas

El fabricante calcula la duración de cada modelo de lentilla para evitar riesgos oculares y garantizar una buena visión. Es importante no sobrepasar los tiempos recomendados. Si no, podrían producirse daños oculares, además de una sensación de mayor incomodidad y sequedad.

 

Si tienes cualquier pregunta sobre el uso de las lentillas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO