Magnesio y zinc: micronutrientes para los ojos

Además de las vitaminas, otros de los micronutrientes esenciales para los ojos son el zinc y el magnesio. Como ya hemos comentado en alguna ocasión, mantener una buena salud ocular depende en gran medida de una dieta sana y equilibrada, que incluya todos los nutrientes necesarios para un adecuado funcionamiento del organismo y prevención de enfermedades.

Te contamos a continuación los motivos por los cuales el magnesio y el zinc son beneficiosos para los ojos.

El papel del magnesio y zinc en la salud ocular

El magnesio y zinc son minerales con un papel fundamental en los ojos, ya que nos protegen y previenen de enfermedades oftalmológicas, como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y las cataratas, entre otras.

Estos dos micronutrientes los utiliza nuestro cuerpo en multitud de procesos biológicos y los incorpora mediante la alimentación al igual que los macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas), pero con la diferencia de que estos primeros solo los necesitamos en pequeñas cantidades.

Algunos de los micronutrientes más importantes son las vitaminas y los minerales, entre los que se encuentran el zinc y el magnesio. Además de regular el sistema inmunitario, pueden disminuir la Degeneración Macular Asociada a la Edad.

Los macronutrientes los encontramos en un mayor número de alimentos, pero los micronutrientes están presentes principalmente en las frutas y verduras, por lo que es importante que estos alimentos formen parte de nuestra dieta diaria.

Baja ingesta de magnesio

El magnesio interviene en numerosos procesos biológicos del organismo, por lo que su carencia puede producir importantes problemas de salud, tanto general como ocular.

Si se presentan niveles deficitarios de magnesio, estos son algunos de los síntomas que se podrían padecer:

  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Osteoporosis
  • Cansancio y debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Vértigos.
  • Hipertensión arterial.
  • Caries.
  • Dolores de cabeza.
  • Molestias musculares, como calambres y hormigueos.

En lo que a la vista se refiere, una ingesta baja de magnesio puede provocar:

  • Fotofobia
  • Tics en el párpado.
  • Aparición de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

Baja ingesta de zinc

El zinc también es indispensable para nuestra salud, por lo que tener una dieta deficiente en zinc puede conllevar:

  • Problemas de visión.
  • Acné.
  • Pérdidas de memoria.
  • Bajada de las defensas (resfriados frecuentes).
  • Problemas de crecimiento en los niños.
  • Cáncer de próstata.

Alimentos que contienen magnesio y zinc

El magnesio y el zinc se pueden encontrar en un gran número de alimentos:

  • La patata.
  • Las semillas de calabaza.
  • Los cereales integrales.
  • Las legumbres.
  • El cacao puro en polvo.
  • Los frutos secos, como las almendras y nueces.
  • Las frutas como los plátanos, los albaricoques, los aguacates, los melocotones y las manzanas.
  • Los vegetales de hoja verde oscura como las acelgas, la lechuga, las espinacas, la albahaca, el kale o la escarola.
  • El pescado y el marisco.
  • La carne de ternera.
  • La carne de aves.
  • La soja
  • La levadura de cerveza.
  • El queso.
  • La mantequilla.

Por tanto, lo más aconsejable es seguir una dieta saludable y rica en alimentos naturales y con cantidades razonables de magnesio y zinc. El organismo se ocupará de tomar las cantidades necesarias de ambos nutrientes y, en caso de exceso, los eliminará a través de la orina.

En caso de tener que tomar suplementos de estos minerales siempre debe hacerse bajo prescripción médica.

Ponte contacto con nosotros para solicitar una revisión ocular. El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO