¿Qué es la anisometropía?

Cuando cada ojo tiene un problema refractivo diferente hablamos de una anisometropía. Te contamos más sobre esta patología ocular a continuación.

La anisometropía y sus tipos

La anisometropía es un problema visual en el que existe una graduación u error refractivo diferente en cada ojo:

  • Puede darse el caso de que un ojo tenga miopía y el otro hipermetropía o astigmatismo.
  • Otro caso podría ser que uno de los ojos fuera emétrope (que no tuviera ninguna dioptría), pero el otro ojo fuera miope o hipermétrope.
  • También puede ocurrir que ambos ojos tengan el mismo defecto refractivo, pero uno de ellos tenga una diferencia muy grande de dioptrías con respecto al otro. Si la diferencia en dioptrías es elevada (a partir de cuatro), la visión binocular se ve alterada, ya que cada retina capta una imagen diferente.

Cuando la capacidad visual de ambos ojos es parecida no suele producir complicaciones, pero cuando las diferencias de dioptrías entre los ojos son considerables, la visión puede verse afectada, en ocasiones de forma grave:

  • El cerebro interpreta las imágenes que le llega de un ojo y del otro de forma muy diferente, provocando distorsiones
  • Asimismo, se puede producir una aniseiconía, condición que se presenta cuando los dos ojos no ven las imágenes del mismo tamaño y se produce una diferencia tan notable que el cerebro no puede procesar la visión correctamente y desencadena una serie de síntomas muy molestos, como visión doble (diplopía), vértigo o fatiga visual.
  • Otra consecuencia de la anisometropía sería la desviación ocular, es decir, estrabismo. Aunque la complicación más frecuente suele ser la aparición de ojo vago o ambliopía, lo cual sucede cuando el cerebro elimina automáticamente la imagen de peor calidad.

Causas de la anisometropía

El origen de este problema visual puede ser congénito y aparecer en niños, o bien, presentarse en edad adulta, tras traumatismos o una cirugía de desprendimiento de retina.

Tratamiento de la anisometropía

El tratamiento de una anisometropía, tras el diagnóstico por parte del oftalmólogo, dependerá de distintos factores:

  • En niños, a parte de la corrección óptica (gafas), si se manifiesta una ambliopía se recomendarán oclusiones (parches sobre el ojo sano) para obligar al otro a esforzarse y desarrollarse. También pueden usarse otras alternativas como:
  • Dilatación de la pupila del ojo no afectado con atropina.
  • Uso de filtros penalizadores sobre el cristal de las gafas.
  • Ejercicios de terapia visual.

Por otra parte, si la ambliopía no mejora con corrección óptica, podría ser necesario operar.

El ojo vago presenta un alto porcentaje de recuperación total siempre que se trate a tiempo, (antes de los 7 u 8 años). Si no se detecta en la infancia, el problema podría prolongarse durante toda la vida adulta, disminuyendo o imposibilitando las posibilidades de corrección.

  • En adultos, si no existe una anisometropía muy elevada se puede corregir con gafas o lentes de contacto.

En anisometropías altas es más aconsejable las lentillas, puesto que en gafas no se puede poner toda la corrección necesaria.

En las revisiones posteriores con el oftalmólogo se corregirán las posibles diferencias que se produzcan a lo largo del tiempo.

  • Otro de los tratamientos por los que se podría optar sería la cirugía refractiva para eliminar las dioptrías de ambos ojos, y evitar así la dependencia de gafas y lentillas.

Prevención de la anisometropía

Al igual que la mayoría de las patologías oculares es fundamental acudir a las revisiones periódicas oftalmológicas, con el fin de prevenir y tratar cualquier dolencia, incluso antes de su aparición.

Por tanto, detectar la anisometropía a tiempo es primordial para tratarla cuanto antes y evitar que derive en otros problemas oculares más graves o de un tratamiento más complejo.

 

Si tienes cualquier pregunta sobre la anisometropía, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO