Suero fisiológico para los ojos: qué es y para qué se utiliza

Los sueros fisiológicos se utilizan para rehidratar el ojo y prevenir la sequedad ocular, pero no se deben confundir con las lágrimas artificiales y los colirios.

En este post te contamos qué es el suero fisiológico y cuáles son sus usos para los ojos.

El suero fisiológico y sus utilidades

El suero fisiológico es una disolución acuosa de sustancias biocompatibles, por lo que es compatible con cualquier organismo vivo.

Es considerado como un líquido isotónico, es decir, tiene la misma composición salina que la sangre humana. Esta peculiaridad hace que el suero fisiológico sea un importante aliado en todos los ámbitos de la medicina, por eso su uso se ha extendido para numerosas aplicaciones clínicas:

  • Sustituto de la sangre cuando sus niveles son bajos.
  • Rehidratación de pacientes que padecen deshidratación.
  • Apoyo en la aplicación intravenosa de medicamentos.

A nivel doméstico, el suero fisiológico se suele utilizar para la limpieza de ojos, boca, nariz e, incluso, para algunas pequeñas heridas y quemaduras.

Usos para los ojos

En lo que respecta a los ojos, se trata de una solución indicada para limpiar e hidratar los ojos, ya que el suero fisiológico elimina cualquier tipo de legaña y partículas que puedan interferir con la visión:

  • Cuando se tiene conjuntivitis es habitual levantarse con legañas y con los ojos pegados. En este caso, se deben limpiar cuidadosamente los párpados con una gasa estéril y suero fisiológico.
  • En el caso de que se tenga alergia, el proceso es muy parecido: aunque no haya legañas, puede haber partículas pegadas al párpado, por lo que habrá que eliminarlas con cuidado de no frotar el ojo, ya que eso empeoraría la irritación.
  • Cuando se sufre blefaritis (inflamación de los párpados) se producen secreciones que pueden causar daños en la córnea, si no se eliminan adecuadamente.
  • Tras una cirugía refractiva se debe tener un especial cuidado con la higiene ocular, por lo que es muy recomendable aplicar baños de suero fisiológico.
  • Cuando un bebé recién nacido sufre obstrucción del lagrimal.
  • Si entra un cuerpo extraño en el ojo. Unas gotas de suero fisiológico pueden ayudar a lubricar el ojo y expulsar el objeto extraño de forma rápida.

Asimismo, es recomendable su uso en los ojos como método de limpieza antes de aplicar un colirio o lágrimas artificiales porque de esta forma garantiza el efecto de dichos fármacos en el sistema ocular. Sin embargo, no es considerado como un medicamento para enfermedades oculares. Es una solución indicada para preparar los ojos para recibir el tratamiento prescrito para una determinada afección.

Por tanto, el suero fisiológico es totalmente inocuo, puesto que no genera ningún daño ni irritación, pero no es sustituto de otros fármacos oculares, como las lágrimas o colirios.

Existe una amplia variedad de sueros, desde las monodosis hasta el medio litro o un litro. Cualquiera de ellos es adecuado para los casos mencionados anteriormente.

Diferencias entre el suero fisiológico y las lágrimas artificiales

Las lágrimas artificiales se utilizan para hidratar los ojos y mantenerlos húmedos, en el caso de que estos no produzcan lágrimas naturales en la cantidad y calidad suficiente.  Este trastorno ocular es lo que se conoce como síndrome de ojo seco.

Existen también otros casos en los que será necesario utilizar lágrimas y no suero fisiológico:

  • Como complemento del tratamiento de pterigión.
  • El aire acondicionado o la calefacción pueden provocar una falta de lágrima natural.
  • Cuando hay fatiga ocular debido al uso de dispositivos electrónicos.
  • Para disminuir el escozor, si se tiene el ojo inflamado.
  • Después de los postoperatorios, normalmente se recomienda el uso de las lágrimas, ya que es un remedio eficaz y sin contraindicaciones.

Por su parte, el suero fisiológico, al tratarse de una solución salina no está recomendado para tratar el ojo seco, ya que al tener una alta concentración de sal puede provocar el efecto contrario y hacer que el ojo se reseque aún más.

De todos modos, siempre será el oftalmólogo quien decida optar por lágrimas artificiales o suero fisiológico, en función de la dolencia ocular de cada paciente.

Si tienes cualquier pregunta sobre el suero fisiológico para los ojos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El Centro Oftalmológico Daniel Perera pone a tu disposición un excelente equipo médico que te garantiza una atención personalizada y de calidad.

Contacta con nosotros

¿DÓNDE ESTAMOS?

Centro Oftalmológico Perera
Av. Silverio Alonso nº3
San Cristobal de La Laguna

(+34) 687 198 772

COMPARTE NUESTRO CONTENIDO